CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA
CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA

¿POR QUE UNA MASCOTA EN CASA?

 

El principal motivo que nos impulsa a tener un animal en casa es, sin duda, la compañía que nos aporta. Por sí solo es motivo suficiente para que compense de las obligaciones que conlleva. Pero, ¿nada más? En absoluto. En caso de duda sobre si tener o no animales en casa, debemos saber que hay otras razones para abrirles las puertas. Razones, incluso, derivadas de aquellas obligaciones que arrastran. Las mascotas, sin duda, aportan mucho más que compañía.

 

Los niños de la casa se pueden ver enormemente beneficiados de la tenencia de un animal. Va a crear un vínculo de unión que inculcará el sentido del deber y la responsabilidad ya que, el pequeño, tendrá que pasearle a su debido tiempo, alimentarle, asearle, recordar las citas con el veterinario... Los niños también aprenderán a compartir (sobre todo los juegos y juguetes), desarrollan la paciencia educando a su animal, etc.

 

También los ancianos reciben mucho de los animales. En algunos centros de la tercera edad hay ciertos días en los que llevan perros. Los ancianos, acariciándolos, estimulan la movilidad, la coordinación y se relajan. Pero aquellas personas mayores que tienen animales, además, se mantienen mejor en forma y con una mayor claridad mental. ¿La causa? Igual que en el caso de los niños, la necesidad de ocuparse de alguien (la mascota en este caso) obliga a ejercitar la mente, además del ejercicio físico que suponen los paseos varias veces al día.

 

Los psicólogos destacan también la importancia de la “terapia” que los animales realizan con sus dueños cuando estos caen en la depresión. Los animales hacen que el paciente se evada de sus propios problemas creándole nuevas obligaciones que le hacen distraerse de su mal. Los pacientes de autismo, síndrome de Down y otras patologías, sometidos a terapia de estimulación con animales, experimentan mayores avances que aquellos tratados con terapias clásicas. Incluso, algunos animales, son más que mascotas. Los perros lazarillo son los ojos de su amo y crean con este un vínculo que va, claramente, más allá de la pura compañía.

 

Las mascotas nos dan compañía, cariño, “tratamiento psicológico”, y más. Lo mejor de todo es que, a cambio, sólo nos piden unas cuantas caricias. Pero para saber realmente lo que nos da un animal... hay que tener uno.

 

 

Es muy importante ahora, pasado el verano, hacer un análisis de sangre a los perros para determinar si han enfermado de leishmaniosis. Esta enfermedad, mortal para el perro y transmitida por ciertos mosquitos, tiene tratamiento en las fases iniciales de su desarrollo. Por esto es muy importante el diagnóstico precoz; cuanto antes se diagnostique, mayor eficacia tendrá la medicación.

 

Acuda a su veterinario para más información.

 

 

 

 

TENENCIA RESPONSABLE DE MASCOTAS

 

El tener un animal a nuestro cargo implica ciertas normas de convivencia con los demás y determinadas obligaciones que se deben cumplir. Tener una mascota no es solo alimentarla y disfrutar de/con ella; tener una mascota supone asumir responsabilidades.

Es obvio que la tenencia responsable de una mascota supone, lo primero, poder asegurar una conducta social adecuada tanto del animal como del propietario. Hay que recoger las deposiciones, evitar que se acerque a personas que puedan sentirse intimidadas, agredan a otros animales, etc.

 

Aparte de las normas de convivencia que ya conocemos todos, hay una serie de requisitos que debemos cumplir. Algunos son legalmente obligatorios, otros son obligatorios según el municipio donde vivamos y otros son de cumplimiento voluntario pero muy recomendable. Nuestra primera obligación es identificar a la mascota con un microchip y vacunar anualmente de rabia si es un perro. La vacunación antirrábica en gatos no es obligatoria, pero sí es altamente recomendable. Según el municipio de residencia puede ser obligatorio censar a nuestro animal. Debemos dirigirnos a nuestro ayuntamiento para que nos informen de la necesidad de hacerlo. Puede que sea requisito necesario para determinadas razas consideradas peligrosas, para todos los animales… Las razas peligrosas se recogen en listas que pueden incluir diferentes razas, a libre elección en cada municipio. 

 

Sin embargo, cualquier perro puede morder y eso nos lleva al punto siguiente. Es muy importante tener un seguro de responsabilidad civil. Es obligatorio en las razas consideradas peligrosas pero, altamente recomendable en las demás. El dueño es responsable civil de los daños causados por su mascota independientemente de la raza del animal y tiene la obligación de tenerlo siempre bajo control, evitar fugas del domicilio, llevarlo suelto y/ o sin bozal según la normativa local... Si un caniche (pequeño y no peligroso) rompe la correa, cruza una calle y provoca un accidente de tráfico, será el propietario quien corra con los gastos derivados del mismo. Por eso es importante el seguro aun no siendo obligatorio.

UN GATITO NUEVO EN CASA

 

Ha llegado un cachorrito de gato a casa y... ¿ahora qué? Bueno, pues vamos a tratar de aclarar qué hacer con nuestro gatito para procurarle las mejores atenciones posibles y que crezca sano y alegre.

 

Desparasitación

Es, probablemente, lo primero que debemos hacer al recibir al gato. Los parásitos intestinales pueden ser transmitidos a las personas por lo que debemos tener a nuestro gato convenientemente desparasitado. Si no se ha hecho esta operación en el criadero/tienda o se tiene duda, lo mejor, es hacer una pauta nueva desde el principio.

 

Vacunación

A partir de las 6 semanas de vida los anticuerpos maternales que protegen al cachorro comienzan a perderse y debemos iniciar el calendario de vacunas. Vacunar antes de tiempo no sirve de nada ya que esos anticuerpos maternales neutralizarán el efecto de la vacuna. Existen varios calendarios vacunales; le aconsejaremos el que mejor se adapte al cachorro.

Para poder sacar la cachorro a la calle, y juntarlo con otros animales, debe tener una adecuada protección vacunal. Les indicaremos el momento oportuno de poder hacerlo.

 

Alimentación

Es fundamental para el desarrollo del gatito. Debemos procurarle una dieta lo más equilibrada posible y de alta calidad. Debemos dar siempre a nuestro animal un pienso de alta gama (esto es fundamental durante el primer año que es la etapa de mayores necesidades nutricionales). Los piensos que no son de alta calidad pueden producir diversos problemas de piel, digestivos, etc.

A los gatos les podemos dejar en el comedero su ración diaria de alimento para que vayan comiendo cuando les apetezca. Lo que no debemos hacer en ningún caso es añadir más comida si se termina su ración para evitar futuros problemas de obesidad.

SI debemos tener siempre a su disposición un recipiente con agua fresca para que beba cuando necesite.

Debemos administrar a nuestro gato malta o hierba gatera para evitar que los pelos que traga cuando se asean formen bolas de pelo que puedan provocar obstrucciones digestivas.

 

Higiene

Es importante que cepillemos y peinemos a nuestro cachorro desde pequeño para que se acostumbre. Debemos hacerlo de forma que le parezca un juego, ofreciéndole premios…No es muy necesario bañar a los gatos. Ellos mismos se asean adecuadamente. De cualquier modo, si queremos bañarlo, debemos acostumbrarle desde pequeño, con mucha suavidad, sin enchufarle directamente la ducha sino mojándolo con la mano como si lo acariciásemos. Con un baño al mes es más que suficiente… e incluso menos. Bañarlos en exceso puede llevarnos a provocarle patologías cutáneas (infecciones, alergias…). Podemos, incluso, bañar al cachorro antes de estar completamente vacunado pero teniendo la precaución de secarlo a conciencia para evitar que se quede húmedo, tenga una bajada de defensas y, como consecuencia, sea más susceptible de desarrollar enfermedades. Claro que el ruido del secador puede ser demasiado para los nervios de nuestro gato…

 

Otras cosas a las que debemos acostumbrar al cachorro desde el principio es a limpiarle las orejas, los ojos, cortarle las uñas. NUNCA cortaremos las uñas a nuestro gato si va a salir a la calle ya que es su mecanismo de defensa frente a perros, otros gatos, le permiten trepar a los árboles… Solamente cortaremos las uñas a gatos que vivan dentro de casa.

Debemos prestar atención a la higiene dental del gato. Puede ser más complicado cepillarle los dientes que en el caso de los perros pero, a pesar de todo, merece la pena intentar acostumbrarle. Pero será difícil. Para mantener los dientes limpios deberemos evitar el alimento húmedo ya que hace que queden más restos entre los dientes, favoreciendo la aparición de placa dental y sarro.

 

Deberemos tener en cuenta que el gatito debe tener siempre a su disposición una caja con arena para hacer sus necesidades. No olvidemos limpiar con frecuencia su arenero ya que son animales muy limpios y, si la arena no está a su gusto, harán sus necesidades en cualquier otro sitio de la casa que, sin duda, será mucho más inconveniente.

 

Esterilización

Hacia los seis meses de edad, los gatos, entran en la pubertad. A partir de esa edad, más o menos, los machos empezarán a marcar lanzando pequeños sprays de orina con un olor muy fuerte y difícil de eliminar por cualquier sitio, pueden volverse algo más ariscos... Las gatas entrarán en celo y lo notaremos porque cambian el tono del maullido, caminan agazapadas, se vuelven muy mimosas…

Si no queremos criar con nuestro gato deberíamos esterilizarlo, aproximadamente, en ese momento de entrar en la pubertad. Les evitaremos, y nos evitaremos, muchas molestias.

 

El consejo más importante…

DISFRUTA DE TU GATO Y QUE TU GATO DISFRUTE DE TI .

MASCOTAS PERDIDAS

 

“He encontrado un animal y ahora, ¿qué hago con él?”

Es lo primero que se piensa cuando se recoge un animal de la calle. Si es un perro o un gato, lo primero, hay que acudir a una clínica veterinaria, albergue, perrera municipal o cuartel de la policía municipal. En cualquiera de estos centros debe haber un lector de microchips, que nos permitirá saber si el animal está o no identificado. Si está identificado, como es preceptivo en la Comunidad Autónoma de Madrid, se procederá a localizar al propietario para devolverle a su mascota.

En caso de que el animal recogido no esté debidamente identificado con microchip tenemos dos opciones: bien adoptarlo, bien entregarlo en una perrera o servicio oficial de recogida de animales. En cualquier caso nunca se podrá hacer cargo de un animal abandonado un centro veterinario ya que no son centros legalmente autorizados para ello.

Si no hemos recogido al animal, pero vemos uno abandonado, podemos llamar a la policía municipal para que se hagan cargo de él o, mejor llamar al centro autorizado más próximo (en caso de Boadilla del Monte es el Albergue de San Antón).

Si el animal que hemos encontrado pertenece a especies exóticas o salvajes, lo mejor será ponerse en contacto con la Guardia Civil para que a través del SEPRONA se hagan cargo del animal.

Si queremos quedarnos con el perro o gato abandonado que nos hemos encontrado, podremos hacerlo sin mayores problemas en caso de que no exista microchip identificativo (oficialmente no hay dueño a quien devolverlo). Simplemente deberemos identificarlo conforme a legislación haciendo que se le implante un microchip y se de de alta en la base de datos de la Comunidad a nuestro nombre. En caso de que el animal sí esté correctamente identificado es algo más complejo. Lo primero que se hace es localizar al propietario legal del animal. Si éste no lo quiere y nos firma una renuncia voluntaria, cambiamos la titularidad de la mascota y asunto resuelto. Por desgracia suele ser más común no poder localizar al dueño; puede haber cambiado de dirección y teléfono sin notificarlo al centro de datos de la comunidad de Madrid. En este caso, el animal debe quedar en un albergue oficial durante un periodo de tiempo por si el dueño apareciese reclamando al animal. Si, transcurrido el tiempo legalmente establecido de espera, que suele ser un mes y medio aproximadamente, sigue sin aparecer el propietario podremos solicitar la propiedad del perro o gato e identificarlo a nuestro nombre.

 

“He perdido a mi perro/gato, ¿dónde acudo?”

Si hemos perdido a nuestra mascota, ¿qué podemos o debemos hacer? Lo primero es llamar a R.I.A.C. (Registro e Identificación de Animales de Compañía) para denunciar la desaparición. Es la base de datos de la Comunidad de Madrid donde figuran los datos de todos los animales identificados mediante microchip. Su número de teléfono figura en la tarjeta que se entrega al propietario cuando se implanta un chip. Es muy importante este paso ya que, si fuese recogido por un servicio oficial sin que exista denuncia de desaparición, se pueden iniciar trámites legales para denunciarnos por abandono de mascota. Así que es mejor que se sepa “oficialmente” que estamos buscando a nuestro animal y queremos recuperarlo. Una vez que hemos hecho esto, podemos llamar o escribir a las clínicas veterinarias informando sobre el extravío, notificando los datos del animal por si alguien lo recoge y lo acerca allí para intentar localizar al dueño. También se puede notificar la desaparición en perreras, policía local y Guardia Civil.

 

 

Aprovechamos este tema para recordar a todos los propietarios de perros y gatos que es obligatorio tener a los animales identificados con un microchip. Aparte de prevenir abandonos, controlar el censo y la vacunación antirrábica en caso de los perros, es el método más fiable para que podamos recuperar a nuestra mascota en caso de pérdida.

 

Teléfonos de interés:

.- R.I.A.C.: 902.222.678 / 91.564.54.59

ABANDONO DE MASCOTAS

 

Lamentablemente, el abandono de mascotas, se sigue produciendo con elevada frecuencia en nuestro país. Se hacen multitud de campañas para prevenir y tratar de paliar esta situación pero no se alcanzan los objetivos deseados. Durante los últimos años se ha observado un incremento importante del abandono debido a la crisis y, nosotros, desde esta página queremos ayudar a concienciar a la gente y mostrar que hay alternativas.

 

Lo primero es tener claro, cuando nos hacemos con una mascota, no nos va a durar solo hasta nuestro siguiente periodo de vacaciones y que vamos a tener que ocuparnos del animal durante muchos años. Evidentemente el cuidado de una mascota conlleva unos gastos que debemos estar dispuestos a asumir. Antes de poner un animal en nuestra vida tenemos que ser conscientes de todos estos “inconvenientes” que nos va a generar y si no vamos a ser capaces de proporcionar unos cuidados adecuados al animal, lo mejor, es renunciar a su tenencia. Es maravilloso tener animales y nos aportan grandes satisfacciones pero hay que ser conscientes de lo que conlleva una mascota.

 

Otro problema, y no menor, que plantea el abandono aparte de la cuestión ética es que esos animales pueden llegar a ser muy peligrosos. Causan accidentes de tráfico que pueden tener consecuencias muy graves para el animal que lo provoca y para los ocupantes de los coches. Se forman manadas de perros asilvestrados y grupos descontrolados de gatos que pueden ser vectores de enfermedades para otros animales y para las personas.

 

Cuando llega un periodo de vacaciones, si no podemos llevar a nuestra mascota con nosotros, podemos llevarla a una residencia donde le proporcionaran los cuidados adecuados mientras nosotros estamos fuera. En estas residencias están perfectamente atendidos, alimentados e, incluso, disponen de aire acondicionado en verano y calefacción en invierno para un mayor confort de los animales.

 

Hay también personas que acuden al domicilio del animal una o varias veces al día para pasearlo, darle la comida, cepillarlo…

 

Otra alternativa es, evidentemente, dejar a nuestra mascota en casa de algún familiar o amigo que se pueda hacer cargo.

 

Cuando por el motivo que sea no podamos mantener durante más tiempo a nuestro animal, tampoco debemos considerar el abandono. Podemos buscar a alguien que quiera tener un animal, poner anuncios en clínicas y tiendas de animales, anunciarlo en internet. Incluso hay multitud de organizaciones (albergues, refugios…) que se pueden hacer cargo. Esta opción debería ser la última ya que, desgraciadamente, suelen tener demasiado “trabajo” con los animales abandonados.

Contacto

 C.V. PRADO DE BOADILLA

 

Nuria Forés Jackson

Adolfo Benavente Manso

Rosa Mª Flores Alonso

María Trigo García

 

ALBERCA 5.

C.C.GIRALDO I

28660 BOADILLA DEL MONTE

 

Tlf : 91 632 23 51

Móvil: 685 924 257

Correo electrónico: cvpradodeboadilla@gmail.com

 

FACIL APARCAMIENTO

 

Horario  :

 

Lunes a Viernes: 10:30 -20:00 H                                             

                       

Sábados: 10:30 - 13:30 H

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA. C/ ALBERCA,5. C.C.GIRALDOI. BOADILLA DEL MONTE 28660 MADRID © CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA