CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA
CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA

DISPLASIA DE CADERA

 

La displasia de cadera es una patología bastante frecuente en perros de razas grandes, especialmente en el pastor alemán, retrievers, mastines, dogo alemán,… También se puede ver, con mucha menor frecuencia, en perros de raza pequeña. No hay diferencias de incidencia entre machos y hembras. La patología consiste en una mala conformación de la articulación de la cadera que, pasando el tiempo, lleva a la aparición de cojeras, artrosis, dolor, etc. De cualquier modo, los síntomas son muy variables. Desde animales asintomáticos a aquellos que padecen una severa incapacidad para moverse.

 

Los síntomas que encontramos en cachorros y perros jóvenes suelen ser:

.- dificultad para estar de pie, caminar, saltar

.- corren como lo suelen hacer los conejos

.- cojera que se agrava o aparece con el ejercicio.

 

Cuando vemos los síntomas en perros de más de un año, generalmente, responden a la artrosis que se ha desarrollado. Suele apreciarse:

.- dificultad de movimiento y balanceo

.- cojera “en frío” que remite al poco rato de comenzar a caminar

.- problemas para subir escaleras o saltar al coche

.- patas traseras abiertas y pasos cortos

.- pérdida de masa muscular.

 

De cualquier modo, estos síntomas, no son exclusivos de la displasia. Será el veterinario quien, a través de la historia clínica, la exploración física y pruebas radiológicas, determine la existencia de la patología y su grado.

 

El tratamiento de la displasia puede ser médico o quirúrgico. Si los síntomas no son muy graves o el animal es adulto, habitualmente, se opta por un tratamiento medicamentoso a base de antiinflamatorios y protectores de los cartílagos, dieta y control del ejercicio. En otros casos la opción quirúrgica es mucho más interesante, existiendo distintas técnicas que pueden llegar, incluso, a la implantación de una prótesis de cadera.

 

Sería recomendable hacer pruebas radiológicas a todos los cachorros de razas predispuestas entre los 4 y los 6 meses de edad.

 

Muchos cachorros son hijos de perros con certificado de estar libres de displasia de cadera. Esto no es una garantía absoluta de que nuestro animal no va a padecer la enfermedad. Es cierto que existe un componente genético hereditario muy importante, pero también pueden darse casos entre los cachorros de esos padres “sanos”. Otra consideración importante, si tenemos un animal afectado de displasia, es que no debemos criar con él, precisamente, por el carácter marcadamente hereditario de la patología, siendo muy aconsejable la esterilización de estos animales.

Contacto

 C.V. PRADO DE BOADILLA

 

Nuria Forés Jackson

Adolfo Benavente Manso

Rosa Mª Flores Alonso

María Trigo García

 

ALBERCA 5.

C.C.GIRALDO I

28660 BOADILLA DEL MONTE

 

Tlf : 91 632 23 51

Móvil: 685 924 257

Correo electrónico: cvpradodeboadilla@gmail.com

 

FACIL APARCAMIENTO

 

Horario de Verano :

 

Lunes a Viernes:

10:30 -13:30 H 

17:00 -20:00 H                                           

                       

Sábados: 10:30 - 13:30 H

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA. C/ ALBERCA,5. C.C.GIRALDOI. BOADILLA DEL MONTE 28660 MADRID © CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA