CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA
CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA

ARTROSIS

 

Las articulaciones presentan sus superficies protegidas por cartílago que hace de elemento protector del hueso articular y facilita el movimiento. La artrosis es una enfermedad que se caracteriza por el desgaste de las superficies cartilaginosas de una o más articulaciones del organismo. Ese desgaste del cartílago articular hace que, finalmente, se produzcan roces anómalos de hueso contra hueso desencadenando los síntomas de la patología. Esos roces anormales son muy dolorosos y causan inflamación en la articulación a la vez que, poco a poco, se van formando espículas (a modo de “dientes”) en las superficies de articulación, que deben ser lisas para que no exista dificultad en el movimiento.

 

La artrosis puede tener varias causas y, por lo general, se dividen en primarias y secundarias. Las primarias son aquellas que no tienen una causa desencadenante y se producen de modo espontáneo, generalmente de origen genético. Las secundarias son aquellas en las que sí que podemos identificar una causa como traumatismos o conformaciones anormales de la articulación afectada como ocurre en los casos de displasia de cadera y/o codo, subluxación de rótula o animales con ángulos articulares anormales (bulldog inglés, teckel…)

 

El diagnóstico de esta patología se confirma mediante estudio radiológico de la articulación afectada. Debemos prestar atención a las cojeras de nuestros animales, sobre todo si tienen un patrón intermitente de aparición y no hay una causa clara para la misma como un golpe justo antes de empezar a cojear. En determinadas razas predispuestas a la displasia de cadera (golden retriever, labrador, pastor alemán…) se aconseja no esperar a que puedan apreciarse cojeras para hacer radiografías y determinar si ya hay alteraciones.

 

El tratamiento es paliativo ya que no existe tratamiento médico curativo. Lo que se intenta es que la artrosis avance del modo más lento posible. Se emplean condroprotectores que son fármacos que contribuyen a reponer el cartílago que se ha perdido. El ritmo de destrucción siempre será más rápido que el de reposición pero, al menos, frenamos el avance de la artrosis. Se suelen emplear de por vida o en ciclos de tratamiento largos de 3 meses dos o tres veces al año. Por otro lado, cuando los síntomas de dolor y cojera son especialmente evidentes, se administran fármacos antiinflamatorios. Estos antiinflamatorios, en casos avanzados, pueden ser necesarios de por vida. En casos muy severos y avanzados se puede recurrir a la cirugía para implantar una prótesis o hacer una artrodesis (fijar la articulación en una posición fisiológica sin que se pueda volver a mover). Esta solución quirúrgica se contempla como alternativa final por su elevado coste, por las molestias que acarrea para el animal y porque no siempre es una solución viable. Podemos tratar de prevenir la aparición de la artrosis dando a nuestro animal piensos de muy buena calidad, equilibrados y con aditivos que ayudan a la conservación del cartílago articular, así como proporcionándoles niveles de actividad adecuados que permitan el fortalecimiento de sus musculatura y la funcionalidad de sus articulaciones.

Contacto

 C.V. PRADO DE BOADILLA

 

Nuria Forés Jackson

Adolfo Benavente Manso

Rosa Mª Flores Alonso

María Trigo García

 

ALBERCA 5.

C.C.GIRALDO I

28660 BOADILLA DEL MONTE

 

Tlf : 91 632 23 51

Móvil: 685 924 257

Correo electrónico: cvpradodeboadilla@gmail.com

 

FACIL APARCAMIENTO

 

Horario de Verano :

 

Lunes a Viernes:

10:30 -13:30 H 

17:00 -20:00 H                                           

                       

Sábados: 10:30 - 13:30 H

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA. C/ ALBERCA,5. C.C.GIRALDOI. BOADILLA DEL MONTE 28660 MADRID © CENTRO VETERINARIO PRADO DE BOADILLA